viernes, 4 de julio de 2008

De una manzana y de la belleza



Este post no tiene nada con buscar o encontrar o tomarse novios prestados, nada de eso. Tengo un par de temas pendientes, pero también demasiadas cosas en la cabeza, sólo se me dio ganas de escribir sobre algo tan sencillo como una manzana.

No recuerdo que me haya sucedido antes que me quede tan admirado por la belleza de una fruta como por la belleza de algún hombre, tengo frente a mi una redonda, roja, brillante y fragante manzana sumamente bella. Me perturba el simple hecho de pensar que comérmela será agredir su perfección natural, pero a la vez pensar que a este ser orgánico, como a todo lo orgánico, le va a llegar un fin material, su pulpa perfecta se va a ver agredida por el tiempo y las bacterias la irán corroyendo, dejándonos saber que nada, por más hermoso que sea, es eterno y que la belleza, que según un amigo mío que dice que según Nip Tuck, es "la cruz del mundo".

Me hace recordar a mis clases de filosofía del arte y todas esas conjeturas griegas acerca de "lo bello" y demás trascendencias filosóficas. Todo eso quizás lo entendí más aún en "La muerte en Venecia", Novel de Thoman Mann. Ashenbach, un ilustre escritor cincuentón pierde la cabeza por un hermoso efebo de unos 14 años, no pienso contar el final del libro, pero ese pobre hombre sufrió una crisis, literalmente de belleza.

¿Será que la belleza mata? La belleza nos hace perder la cabeza, estamos orientados a seguir y conseguir lo que es (para cada uno) bello. La belleza enamora, es triste pero es así; he visto mil hombres hermosos de los cuales me he "enamorado" y me he desenamorado cuando bajé de la combi y el objeto de deseo siguió su trayecto. Mis ideas no están muy ordenadas porque me encuentro en un estado como que ingrávido, pero son un esbozo de ellas; además, esto no vale como post, sólo quería expresarme y tengo este espacio libre.

Esta es la canción que, al rededor de las 8 de la noche, vengo escuchando sin tregua ni interrupción: Across the universe de The Beatles :)
P.D.: Gracias Andreammm por todo. Y gracias Diego por tus comentarios, como aqui no hay mucho feedback no sé si hayas leído las respuestas.



VALE LA PENA ESCUCHAR ESTO, TOMENSE UN TIEMPO



Sabías qué? (jajaja)
Inaugurando nuestra sección "sabías qué?" te cuento que, el papel del efebo aquel, originalmente fue concebido por Visconti para el muchachillo Miguel Bosé de aquela época. Vale decir que quien luego se convertiría en Don Diablo era muchísimo más guapo que el niño desabrido que teminó interpretando a Tadzio, chquen:

9 comentarios:

Anónimo dijo...

asi sean ideas que estan divagando por tu mente tienen un gran significado. Es verdad que la belleza se acaba, termina y tiene un ciclo, pero que especial es contemplarla.
bueno mau felicitaciones, espero leer mas

Anónimo dijo...

Hola Mau, muchas gracias a ti. Contemplar la belleza es el ejercicio humano más extraordinario que pueda existir. El gran error, nuevamente humano, consistir en pensar que eso puede ser lo único trascendente. Sigue escribiendo. Es bacán leerte un sábado por la mañana, recién levantado.

Diego.

Pd. ¿Sabías que...? Esa frase me parece conocida. Que chico puede ser el mundo, ¿no?

Mau dijo...

Qué frase, Diego?

Anónimo dijo...

Tonterías mías. Lo decía porque yo suelo usar el ¿sabías que? Pero recién me doy cuenta que es una frase tan usada en la prensa. Saludos

Diego

Andrea dijo...

de nada mi querido Mau, pero... siempre he dicho q la belleza es algo tan pasajero como la juventud. Una persona puede ser perfecta externamente, pero sino tiene nada por dentro no trasciende es simplemente una cara bonita.

Anónimo dijo...

Hey, la verdad no tengo idea como así es que llegó el link de tu blog a mi correo.. pero en buena hora.. me recuerda al blog de Alicia Bisso en el portal de El Comercio que leo a menudo y siempre pensaba.. ¿por qué no ponen un blog gay por acá? jejeje.. no sé cuál fue tu intención pero diste en el clavo :) .. sobre la belleza.. pues me parece que no está tanto en el objeto de contemplación (digo objeto por no decir manzana jeje) sino más bien en quien contempla.. es decir.. es algo muy subjetivo e íntimo.. ahí está lo bello de la belleza.. creo yo.. sigue así..

GSY

Anónimo dijo...

hola mau, juegate tu msn pa conversar, tienes temas intersantes, mi msn es marco_vinicio1979@hotmail.com

Anónimo dijo...

yo amo las manzanas... literalmente solo de ellas vivo!

peregrino dijo...

Mau, recuerda que la belleza es subjetiva y depende exclusivamente de quien la ve en un objeto o sujeto determinado; pero aún así, y para nuestro mal, todo termina por convertirse en cotidiano, por que la belleza va de la mano con la sorpresa, y lo que nos deja de sorprender, un poco que pierde su belleza.

Nos leemos.