martes, 29 de julio de 2008

Hoy tengo una cita a ciegas...no sé quien me está esperando... (ParteII)


Cita 2

Repuesto del esperpento de cita antes narrada, me aventuré a seguir explorando y tentando suerte con los hombres, lastimosamente, no tan hombres.

Esta vez fue el turno de 'Tabo', un chico más normal al parecer que el primero, pero más ansiocito también. No contaré la conocida y todo porque es casi igual que la primera vez, así que vamos de frente a la cita.

Cuando acordaba con Tabo dónde nos veríamos yo no dejaba de lado la típica desconfianza, sobre todo porque el chico, ansioso como dije, quería llevarme de todas maneras al Down Town (ja), me parecía un lugar tan poco apropiado para dos personas que se iban a concoer por primera vez...y sobre todo como amigos. Sospechoso, sospechoso.

Le dije, si estaba tan tonerito, que vayamos a la famosa 'Vaca Voladora', de la que tanto me habían hablado y a la cual yo nunca había ido hasta esa vez. Además estaría bastante 'resguardado' porque la madre homosexual de mi amiga heterosexual iría con otra de sus hijas. Entonces, con el pesar de su alma, según lo que me pareció, Tabo aceptó ir a La Vaca conmigo, no sin antes asegurarse : -"Pero ¿vamos a estar nostros solos no? Tu amiga por un lado y nostros por otro verdad?"- qué le podía decir más que sí.

Al llegar el día, antes de ir a La Vaca quedamos en encontrarnos en un territorio neutral, uno que los dos dominemos, sitio al cual no quiero describir mucho, aunque es en vano, si Tabo estuviera leyendo esto ya se habría dado cuenta que se trata de él (Habla! cómo estás :)?) En fin, yo llegué a tiempo, Tabo, al igual que el primero, se demoró...mucho. Aproveché para encontrar un escondite y para, de paso, hacer una de las cosas más risibles de mi vida, me veía a mi mismo como en una escena de sitcom: me comencé a meter en esos juegos para niños con piscina de pelotas para ver en dónde estaba mejor escondido, corrí por todo el espacio, me agachaba, me paraba, volvía a correr, me volvía a subir al castillo de los niños y miraba por las ventanitas de acrílico transparente de los tubos donde gateaba...osea una correteadera graciosísima, hasta que me sentí ridículo y decidí sentarme en un salón con grandes ventanas hacia el exterior y me senté a esperar sobre cómodos mimbres hasta que lo vi. No supe qué hacer, quise quedarme ahí de por vida mirando como Tabo a su vez miraba hacia todos los lados en el recinto ya vacío y yo me hundía cada vez más en el mimbre hasta sentirme casi, casi Moisés en el Nilo. No tenía escapatoria, a no ser de que a Tabo no se le ocurriera entrar al salón donde yo estaba, pero bien podía seguir escondido. PERO NO!!! Mi 'espíritu altruista' me ganó, qué culpa tenía el pobre chico de que no me gustara, de que fuera completamente distinto a lo que me imagiba y de que en verdad debí haberle hecho caso a su foto que me gritaba "no te gusto!!!". La cosa es que me armé de valor tratando de olvidar que estaba donde estaba y dispuesto a tener un nuevo amigo, porque de eso no iba a pasar :).

Fuimos para la calle caminando y conversando de temas normales, bastante limitado el Tabo, no quiero ser malo, pero tampoco me gusta la falsa modestia: soy más inteligente que el. Cuando La Vaca abrió entramos, estaba medio desierta aún, y nos sentamos en un sillón a tontear, a fumar y a sentirnos incómodos, pero hablábamos entretenido durante momentos y mientras escribo me pregunto ¿Yo he vivido eso?

Cuando pasó el tiempo yo le rogaba al cielo que llegaran las personas que yo conocía para sentirme un poco más seguro, pero parece que el cielo ayudó a Tabo porque se encontró con un amigo con el que se quedó conversando ¡Qué malcriado! O sea, yo, ¿Qué? ¿Estaba pintado? Al menos preséntame como un pata ¿No? Me acabé un pucho y medio mirando a la nada hasta que no aguanté más y me paré, me fui hasta la puerta y justo llegaban la mamá y la hermana de mi amiga con dos acompañantes...bastante mayorcitos y maricones :), en fin.

Entramos al bar y seguía ahí el malcriadazo ese ¿Qué tu mamá no te enseñó modales? Como la mía a mí sí, pesenté a Tabo con mis interlecutores y me quedé conversando con ellos. La cosa es que se le hizo el sueño a Tabo porque decidimos ir a SU disco, donde conocía a medio mundo y me sorprendió haciendo un pasito que...en fin...

Se me hizo tarde, me aburrí y me fui. Chau Tabo...

5 comentarios:

Luciano dijo...

No llegué a entender si la última frase hacía referencia a la noche en cuestión... o al relato de la misma.
Como una suerte de continuidad en los parques.

peregrino dijo...

Es cierto que el que no arriesga no gana, pero nuevamente te digo que el hecho de poner expectativas desmedidas en la gente que se te presenta por Chat/msn, no es la mejor estrategia de ninguna manera.

Quizás lo mejor es salir con tus amigos, conocer gente en persona, conversa con ellos y mirar sus ojos, quizás en alguno de ellos descubras lo que andas buscando.

Tómalo con calma.

Nos leemos.

Lemon Guy dijo...

Haber ... es hora d empezar con tu instrucción ... las citas a ciegas ya no existen baby ... es muy d los 80s osea con la variopinta comunidad gay q nos manejamos ir a verte con alguien confiando tan solo en unos pocos y miserables datos (contextura media x ejemplo es un clásico = mal cuerpo) ya no es ... d ahora en adelante q quede como lema y te me lo mentalizas ... osea sin verlo x web cam o x foto (y q sean varias fotos x q solo una crea dudas) ni pienses en verlos en persona ... jajaja q gracioso ... oe la vaca no había cerrado? o es q ando desactualizado

Gabriel dijo...

¿Para qué sales con alguien cuya foto te grita "no te gusto"? - sabes la respuesta, así que no te quejes.

Anónimo dijo...

Me imagino que tú debes tener la belleza clásica griega de "El David", y la inteligencia de Da Vinci no? O sino, careces de un espejo en casa. O no sueles utilizarlo. Ya veo porque no consigues novio. Te lo digo en buena.
Ah! Y no soy Tabo por si acaso.