jueves, 26 de junio de 2008

Quién eres en realidad...


Auto aceptarse es difícil, sobre todo cuando tu belleza es apreciada generalmente sólo por tu mamá. La historia que cuento ahora es acerca de castillos en el aire y de cómo se derrumban.

A mi jamás me ha gustado creerme nada que no soy, tal vez a veces se me infla el ego y puedo pisar algunos cuantos huevos cuando caminos pero es una licencia que puedo permitirme como compensación a mi usual baja autoestima, pero al toque nomás me bajo de mi nube y vuelvo a quererme tal y como soy. Yo siempre he sido el primero en reventar las burbujas en las que tal vez he querido meterme, yo mismo me repito siempre y delimito muy bien lo que soy y lo que no soy. Porque vivir en una mentira, qué estresante debe ser, qué responsabilidad con uno mismo: tener que andar cuidando que el relleno de la empanada en la que se ha convertido tu vida no se salga por ningún lado a la mínima presión. Siempre he sido el primero en bajarme de mi nube aunque tal vez sea a veces muy duro conmigo mismo.

Me cuesta demasiado trabajo mentir, se me ocurrirían mil cosas para contar en este blog, pero si me demoro a veces en postear es porque no me quiero inventar nada. Si entras a un Chat gay ¿Te has dado cuenta de que el 90% vive en Miraflores? ¿Raro, no? ¿Y que todos son “trigueños claros”? Nadie es “trigueño” o “mestizo”, todos son “trigueños claros”, que eufemismo.

Yo recuerdo mucho que a mis amigos les conté sobre mi amor escolar, el popular T, todos ellos habían estado convencidos hasta hace muy poco de que T y yo habíamos llegado a algo más que tocarnos superficialmente en las clases de geopolítica. Cómodo podría haberme resultado decir “Sí, claro, él y yo estuvimos y pasó algo y muchas veces”, pero ¿Por qué decirlo si no es cierto? Podría quedar mejor, en un lugar más digno, pero, no, gracias, prefiero vivir desacreditado por los demás que desacreditado por mi mismo que sería aún peor.

Todo esto de mi excesiva sinceridad se me viene a la mente por que mis amigos y yo estamos casi pasmados por alguien cercano a nosotros que ha montado todo un teatro en torno a si que ya ni el* se lo cree.

A es muy inseguro de si mismo, aunque sus actitudes harían pensar todo lo contrario: altanería, dominio de las situaciones, plena seguridad en si mismo…aparente, claro está. Sucede que A se ha vuelto muy amigo de B. A y B pasan muchas horas del día juntos y entre ellos dos se ha formado una gran amistad. A nos dijo a mis amigos y a mi que estaba con B. Nos salió con mil cuentos: que habían quedado en no contárselo a nadie, en que B era muy tímido. Yo ya empezaba a dudar, mis amigos me dijeron “A es mi amigo y le doy el beneficio de la duda”, pobres tontos, o sea que porque alguien es tu amigo ¿es menos mitómano? A nos sorprendió un día diciéndonos que esta tarde lo haría público, que le contaría a todos con su romance con B. Más tarde, ese mismo día, resulta que habían tenido una discusión ¿Qué momento más oportuno para pelearse no?

Las patrañas de A llegaron más lejos, al punto de volverse noica por si alguien le preguntaba a B cómo iba su “relación con A”; obviamente B lanzaría un “¡¿¿¿Qué mierda estás hablando!???” al no existir esa relación. Un día que mis amigos y yo salimos con B le preguntamos si no había habido nada, tu sabes, tanto tiempo juntos, tanta confianza, tanta amistad, la respuesta de B fue más que contundente: “¿Tu tienes una hermana y sabes a lo que me refiero. Lo que sientes tu por tu hermana es lo que siento yo por B?”. Mi cara fue de: ‘yo se los dije’.

Así incurrió en más mentiras que no quiero contar porque me da flojera y porque ya llegué a demostrar a lo que me refiero cuando digo que vivir de mentiras es algo realmente muy patético, nada mejor que saber de uno mismo, saber sus cosas malas para a partir de ellas saber cómo mejorarlas.

Personalmente es algo que yo no puedo, prefiero tener los pies bien puestos sobre la tierra que volar bien alto y después, cuando me caiga, todo será más doloroso. No quiero presumir de un departamento en Miraflores el cual no tengo, de un polo Dolce & Gabbana que me costó 20 soles, de un novio que no tengo, y menos aún me inventaría caricias que no me han dado. Presumiré de ti cuando te tenga, novio que vendrás.

*Por temática del blog he utilizado el género masculino, lo que no significa que A y B sean hombres los dos...

A ver si no se creen todos los modelos que se ven por ahí:

10 comentarios:

Andrea dijo...

totally agree with u mi querido Mau, no entiendo como puede haber gente tan irreal...q mientas a la gente pucha se puede aceptar manyas pero a veces esta gente comienza a creerse sus propias mentiras...talvez al usar esa careta pretendan ocultar sus debilidades, en fin...prefiero una persona tal y cual es.

Anónimo dijo...

las mamas sufren de mitomania cronicaaaaa nunca les creas si te dicen que eres el mas lindo del mundo!!!!!

Anónimo dijo...

Hola Mau,

Que gusto saber que has vuelto a escribir. Has escrito sobre un tema que a todos nos afecta, directa o indirectamente. En efecto, como dice el comentario anterior, creo que el asunto parte de un tema de inseguridad, y también de autoestima. Sin embargo, creo que también tiene que ver con los patrones marcados por esta sociedad. Si no pertenecemos al lado X, dificilmente podremos aspirar a entrar a él. Alguna vez nos hemos puesto a pensar si encontramos a un chico genial, lindo, con buenos sentimientos, pero que no estudie nada y que encima no tenga ni un sol para salir contigo. Muchos recurren a mentiras para fabricar una ficción, un mundo irreal que les permita ser quienes desean ser. No lo justifico, pero hay que tratar de entenderlo. El caso de tu amigo A me parece extremo. Eso lo llamaría de una sola forma: cojudez.

Gracias por tu atención

Diego

Mau dijo...

Gracias a ti Diego por tu comentario una vez más...

Anónimo dijo...

Es más penoso cuando al mentirte a ti mismo te ves obligado a mentirle a los demás.

Tak

Anónimo dijo...

NO PIENSO COMENTAR SOBRE ESTE TEMA...SOLO TE DIGO MAU...ERES DE UNA BASUUUUUUUUUUURA

Anónimo dijo...

a laaaa quien habra puesto esooooo jajajajajaja mau tu eres mni pata mi vecino ya ire a verte algun diaaaa paro full y esto de los comments te juro q escribo cosa re intersante pero se cuelgaaaa.

LOLA

Ryuuzaki dijo...

Realmente algo así tiene que ver con el autoestima.
Mentir debe ser realmente penoso, ocultar debilidades no es siempre lo mejor.
Admito que he mentido, pero nunca he mantenido un castillo de burbujas ni nada por el estilo.
Nos vemos

Luciano dijo...

"It's a basic truth of the human condition, everyone lies, the only variable is what about." - House MD
Aunque concuerde contigo en lo esencial, Mau, tengo que aceptar que esa frase es innegablemente cierta.

Sandum dijo...

Sobran las palabras y elogios, soy un poco exceptico por natualeza, siempre me creo que 50% de lo que dice la gente que no conozco, sin embarg tu post me ha parecido muy correcto, pues yo vivo mas menos con esa filosofía, es mas hasta pareciera que yo lo he esrito, que horror! Muchos saludos!