jueves, 5 de junio de 2008

We go to a hidden place

Todos tenemos un escondite, yo recuerdo que cuando era niño hacía una guarida entre el planchador de ropa y la cama de mi abuelito, el trecho era una frazada y con una lámpara de clip me ponía a leer, hasta ahora recuerdo, cuentos de mitología andina.

No sé cómo descubrí El Olivar de San Isidro, la cosa es que desde que lo encontré es mi lugar favorito.

El Olivar es un lugar calmo, misterioso, místico, hasta tenebroso, los árboles tienen una formas retorcidazas q…asu! Aquí (sí aquí, porque aquí estoy escribiendo este post) me gusta venir a pensar, a tener citas conmigo (y una frustrada con un idiota, luego hablaré de el). Ahora vendré con menor frecuencia: el consultorio de mi psicóloga queda aquí, encalvado en medio del parque, pero en dos semanas se muda para tener un consultorio más grande (y según yo más freudiano). Eso fue un golpe bajo, rastrero, lapidario, porque así me veía obligado a visitar una vez por semana y obligado a mi refugio verde, que ha sido testigo de mis dudas y alguna vez fue también receptor de unas incipientes lágrimas…pero eso no lo puedo afirmar, tal vez me equivoque.

El año pasado, alguien a quien quiero mucho (y espero que sea la editora de este blog como alguna vez acordamos) me jalaba en su carro cuando salíamos de clases todos los lunes (ella me las dictaba) hasta Aramburú con Vía Expresa, y yo me veía caminando hasta El olivar. Seguía de frente a Conquistadores y entraba a Don Mamino para comprarme un café y pancitos para tomar “desayuno”, a pesar de que ya casi era medio día, mientras esperaba leyendo un libro o escuchando música. Cuando tenía que, por fin, ver a mi doctora, no apartaba la mirada del pasto verde y las caprichosas formas de los olivos. (La aceituna es lo más asqueroso del mundo..!)

(vista desde mi banca)

Cuando me siento en “Mi” banca no dejo de pensar en que si tal vez mi novio aparecerá en cualquier momento, se sentará a mi lado, empezaremos a conversar y a conocernos mientras me invita un cigarro; es estúpido, pero como ando en búsqueda de novio (cómo se llama el blooog?) hay que ser un poquito congruentes ps. La semana pasada mi mejor amigo me jaló hasta su casa después del cumpleaños de mi mejor amiga, el vive por aquí, y a las 2 de la mañana no se me ocurrió mejor idea que caminarme todo el parque. Tenía sus ventajas: al no haber nadie podía cantar en voz alta. En el primer tramo (que en realidad sería el último) me arrepentí de mi decisión. Era absolutamente tenebroso, ahí se juntan dos olivos bordeando un caminito roto y las ramas te tocan la cabeza como dedos de ‘Dementores’, mientras que de sus troncos parece que saldrá en cualquier momento el Jinete sin cabeza de Sleepy Hallow. Paso por mi banca y la veo tranquila, parece indiferente a mi; yo, que te extraño banquita, que quiero escribir con liquid paper que eres mía, pero no lo hago por respeto al ornato público; pero al menos sé que no me negaras el favor de sentarme en ti, lo hago para amarrar mis zapatillas rotosas.

Ahora me toca dejar mi banca, no sin antes haberme comido un chocolate Princesa, unas Club Social y un Marlboro Light. Ya es tarde y tengo mucho frío. Hasta un próximo post.


La canción del lugar secreto:

4 comentarios:

Anónimo dijo...

el olivar es un buen sitio para lo que sea y es lo mejor del mundo... puedes ir con tu gil y caminar, puedes estar llorando sentado en alguna banca esperando que nadie te vea, puedes caminar feliz con tu ipod alucinando que estas en tu videoclip, puedes sacar a los perros, puedes sacar a pasear a los abuelitos, puedes fumar lo que quieras sin sentirte juzgado.... son miles las cosas que puedes hacer en ese espacio tan genial!!!!

Andrea dijo...

Alguna vez caminé x ese parque y sentí aquel misticismo...también me senté en aquella banca y compartí con alguien muy especial unos pancitos comprados en Don Mamino y un capuccino caliente, con el sonido del viento como fondo compartí con ese alguien una gran conversación, todos los temas incluidos y porsupuesto q no faltó el tema sexual y el de sexualidad

Lalo dijo...

Maldicion, no puedo sacar de que parte del olivar esta tomada la foto XD Lindo blog, estoy empezando a leerlo y esta muy chvr. El olivar es un lugar muy paja pa salir con alguien y porke no, contigo mismo =D. Ya te contare de mis lugares favoritos del olivar.

Lalo dijo...

Maldicion, no puedo sacar de que parte del olivar esta tomada la foto XD Lindo blog, estoy empezando a leerlo y esta muy chvr. El olivar es un lugar muy paja pa salir con alguien y porke no, contigo mismo =D. Ya te contare de mis lugares favoritos del olivar.