viernes, 6 de junio de 2008

Where have you gone Joe Di Maggio?




Conocí a ‘iBoy’ (obviamente no es su nombre, sólo que al igual que yo es un maclover) en enero o febrero del año pasado. Yo salìa de una crisis terrible y ya estaba, digamos, normal. Era un día de ocio e hice lo que (aunq no me crean) no suelo hacer mucho: entré al chat. Como siempre, minimicé las posibilidades de conocer a alguien que realmente valga la pena y de la nada se abre una ventana “surcoboy20” o algo así. ¿Qué será esto? Me pregunté, dispuesto a no negarle la conversación a una persona aparentemente normal. -¿Cómo estás?- me preguntó. –mal-, o –maso-, le respondí, no recuerdo, porque bien no me sentía tampoco. La conversación no sé cómo fue que siguió y siguió.

iBoy había estado en la misma Universidad que yo, era consumidor ocasional de droga, interesante, se sorprendió de que no haya fumado hierba estudiando en la universidad en la que estudio, y lo mejor de todo: “me pareces un chico lindo”, me dijo el muy imbécil. iBoy tenía 26 años, nos gustaba la misma cantante y al menos sabía quien era Gabriel García Márquez.

No sé quien de los dos dijo el “tienes Messenger?” si claro, me agregó el, o lo agregué yo, nos agregamos mutuamente. Ahí hablamos y le parecí más lindo aún. Maldito seas iBoy. ¿Así que querías escuchar mi voz, no? ¿Querías hablarme? Te hice caso iBoy. Acordarnos en meternos en una de esas líneas nasty de chat nastys y hablamos, “Tienes una voz linda” me dijiste. Ah! ¿Ahora quieres conocerme? ¿Me quieres ver? Ahí si la dudo querido iBoy, mi política de verme con alguien es un poco estricta; pero tu también me pareces lindo iBoy, y al parecer eres churro según la foto que me mandaste en la que casi no se te ve pero algo reflejas, y quiero permitirme pensar en alguien. “Te veo el lunes en El olivar?” No, no no no iBoy, detesto el parque Ke...ALO??????????

Se cortó, LA PUTA MADRE, iBoy, y no me atrevo a decir que me cortaste porque simplemente no lo creo. El lunes siguiente me fui al Olivar, no par a ver a mi supuesta cita, fui porque tenia que ver a ‘Magnolia’ obligadamente. Al terminar de ver a Magnolia, precavidamente me di una caminada a todo el parque para ir a mi jato, pero despreocupado, sin mirar a los lados a ver si te veía, sin sentarme a esperar a ver si aparecías, pero claro, con la ilusión de que aparezcas.

Pasaron los meses y el conato de ilusión se fue como se fueron las hojitas de los árboles alrededor de julio. Recuerdo que algunas dos o tres veces te debes haber conectado al Messenger, una o dos de esas veces te pasé la voz pero nunca contestaste, “en fin” me dije, nunca fuiste algo importante aparte de esas dos semanas que transcurrieron entre nuestro contacto verbal y ese lunes del Olivar.

Bendita seas Santa Rosita!!! Agosto vino con un milagrazo y todo gracias a ti, aunque no soy católico…fue una gran coincidencia. Un 29 de agosto webbin en la chamba te conectaste iBoy y como no podía perder nada te hablé. Wow! Hablamos una vez más de lo más paja, y hablamos tantas cosas y tan variadas que cuando digo la palabra casa es casi casi usando todas las acepciones de la palabra (casi, no absolutamente todas, no soy tan descarado para hacerlo en el trabajo). Al siguiente día, feriado, tuve que ir a trabajar, por lo que mi nick del Messenger era “Trabajando en Feriado”, noté que andabas online, pero ni cagando te hablaba iBoy, ya mucho arrastre, ahora te tocaba; y al parecer sabes lo que te corresponde, me encantó tu desparpajo al decirme “estamos cagados, yo también ando chambeando en trabajo”. Esa jornada fue un poquito más productiva y transgresora. Me encantas iBoy, me encanta tu desparpajo, las cochinadas que me dices, me haces volar de iBoy, sólo quiero verte, verte y desvestirte. Ah! ¿Estás en provincias por trabajo? ¿Te estás qué? No! no te pases pues ¿Qué? ¿Te excito? Tu a mi iBoy, tu a mí, y mucho, no sabes como quiero probar todas esas cosas dices saber hacer.

Eres como un fantasma. Eres como un eclipse ¿Vives de la intermitencia o qué? ¿Te olvidas tu clave o que cha’pasa? Te largaste y me dejaste arrecho, te pasas iBoy. No apareciste hasta noviembre, un martes 30. Yo andaba en casa de mi abuelita haciendo una visita relámpago antes de volver a la universidad, entro al Messenger y andabas por ahí rondando, no sé quién le habló a quien, pero me propusiste vernos de una vez por todas, ya, normal (a no ser por ese no se que me dan las encontradas con alguien que no conozco)


Esas encontradas, repito, no me gustan mucho, pienso que si uno es totalmente sincero puede ahorrarle muchos sinsabores a su interlocutor (y si los interlocutores fueran sinceros, viceversa). Por eso exigí ver tu hi5 y yo te di el mio, obviamente ¿Te gusto? Asu, le gusto, dice. Tú, sin embargo, me pareces normalón, tuve que pasarte por el arrobamiento de unas féminas para convencerme de que eras “churro”. Ah, tu novio también sale muy guapa en alguna de esas fotos.

¿¡QUÉ!? Te largas el domingo fuera del país por motivos de trabajo y vendrás sólo eventualmente dejando unos meses, tengo que conocerte a como de lugar, tengo que desechar mi código de ética y tirar contigo iBoy, tienes que ser mío. El viernes por la tarde entonces, te doy mi cel, tu no me das el tuyo porque según tú es el Nextel de tu trabajo…maricón.

Viernes dos de noviembre, cumpleaños de mi mejor amiga. Durante la media tarde estuve esperando mi celular, suena. ¿Aló?, sí señor, cómo no. Mi jefe. Me estresaste mucho, para qué lo voy a negar, te esperé, te esperé y mucho, como un estúpido. Ya en la tarde fui por mi mejor amiga y con mi otra mejor amiga salimos al San Antonio. Luego llegó el hermano de la cumpleañera y enamorado a la vez de mi otra mejor amiga. Algo vibra, sí! Eres tu iBoy, eres tu!!! -Aló?-
-Habla Mau-
-Ah, eres tu…-
Era mi mejor amigo, me llamaba para que lo acompañe a comprarle el regalo a su enamorada. Fui una mierda, fui una mierda con mi mejor amigo, ese “Ah, eres tu” fue totalmente cagón e inhumano con uno de los hombres que más quiero en el mundo…mi fiel y bobo mejor amigo, por una parte fue un alivio porque yo desaprobaba su relación con esa chica, en fin, no he venido a hablar de ti querido M.A.

iBoy desapareció de mi vida, hasta su recuerdo, pero como eres un fantasma, quise ver tu hi5, sólo para saber cómo estabas, si seguías tan guapo. Se te ve tan atractivo en traje de novio y viviendo en un país exótico lejos de Lima junto con tu esposa que es tan linda como tu; lo único que quiero es que no le hagas daño.


Esta canción tiene algo que ver con el...:



ahi dice q es de los beatles, NO! es de Simon and Garfunkle...

7 comentarios:

Andrea dijo...

mi querido Mau, existen los amores furtivos q tenemos q aprender a reconocrelos xq van y vienen los amores de internet son casi improbables a no ser q hablemos de la china hellen, yo pienso q en lugar de esperar encontrar el amor cibernéticamente salgas al mundo a buscarlo!!!

Anónimo dijo...

me rei mucho ese dia con tu angustia, lo siento pero todo se prestaba a que sea algo divertido!!!! Fue solo una que paso, el se caso, su sigues tu ida! se feliz mi mau!!!

Anónimo dijo...

Hola. Hace unos días me llegó un correo donde anunciabas tu blog. Empiezo a leerlo y veo que tienes un estilo que no comparto mucho, pero que al final logra entenderse. Creo que todos los gays que leemos a Alicia o a Renato, siempre estuvimos esperando una versión gay de esos blogs. Sin embargo, creo que solo copiaste el estilo. Deberías hacer algo más inteligente. Estoy seguro que tienes talento para eso.

Gracias por tu atención.

Diego

Mau dijo...

Diego, gracias por leerme y confiar en mi, sin embargo, no creo que yo copie el estilo de Ali o de Renato, tal vez los temas, por ser bastante parecidos se prestan para un tipo de ritmo de escritura similar, sin embargo nunca he pensado copiarlos. Mil gracias y espero que sigas viniendo por aqui y dejándome saber tooodo lo que opinas.

peregrino dijo...

Mau, creo que ilusionarse con alguien por internet es un error desde un inicio, la web es una manera una herramienta si quieres, que te permite inter relacionar con personas; pero recuerda que tu estás a un lado de la pantalla y en otro punto otra persona mirando la suya propia, pero todo lo que tu vez es el código binario que aparece de modo secuencial en tu ordenador.

Los ceros y unos no trasmiten sentimientos.

Nos leemos.

Mau dijo...

Créme que si se puede, no hablo de este caso, hablo de otro que sí fue muy fuerte para mi al q alguna vez me referiré aqui...

muchas gracias :)!

Sandum dijo...

Yo tengo un master en esos desencuentros virtuales, es todo lo que puedo decir...!